Blog de Duplika

Caso de éxito: Magia y marketing 2.0

A continuación detallaremos un testimonio de uno de nuestros clientes del servicio de publicidad en buscadores. Julio, además de ser un gran amigo, es una persona de increibles valores y dispone de una energía y predisposición en todo lo que se propone digna de admirar.

Para mí, Internet es mágica. Y no lo digo como un juego de palabras, verdaderamente tengo esa sensación. Es mágico pensar que en segundos uno puede establecer una red indefinida de contactos que signifiquen el éxito comercial de una empresa o negocio. Soy mago y me dedico hace ya 10 años a realizar shows de magia para adultos en todo tipo de eventos sociales y corporativos. Hasta hace no más de dos años mis contrataciones dependían casi exclusivamente, del contacto boca a boca. Si bien las recomendaciones eran positivas esto no era suficiente para alcanzar un volumen de ventas considerable del cual se pudiera vivir.

Comencé entonces a adentrarme en el mundo del marketing online por medio del sistema de Google Adwords. Todo parecía bastante complejo entonces para alguien reacio a las estadísticas y números como es mi caso. No me creía capaz de manejar una cuenta solo por lo que decidí asesorarme por gente experta en el tema. Finalmente contraté los servicios de Duplika para anunciantes online, empresa con la cual ya tenía hosteado mi sitio web. La gente de Duplika se encargó de analizar el posicionamiento de mi negocio en la web y de ajustar todo lo necesario para largar la campaña de "Shows de magia" a través de los anuncios de Google.

Básicamente hicieron un relevo de ofertas similares para evaluar la competencia, determinamos las palabras clave más convenientes y nos aseguramos de que el sitio al cual los clientes llegarían tras clickear en el anuncio estuviera dispuesto de la mejor manera para maximizar la cantidad de contactos. Esto resultó relativamente fácil ya que todos los reajustes los hice con la ayuda de Duplika sin tener que contactarme con diez empresas diferentes. Los cambios comenzaron a notarse en muy poco tiempo (aunque esto suene a publicidad de Reduce Fat Fast).

Empecé a recibir mails diariamente consultándome por disponibilidad y presupuestos de shows. Esto significó triplicar el número de contrataciones mensuales. El avance fue tan drástico que me exigió una organización mucho mayor de mi agenda y horarios. La empresa empezaba a funcionar como nunca antes lo había hecho.

A medida que pasaban los meses, según la experiencia derivada de los datos que aportaba Google Adwords, Google Analytics y los propios clientes, decidimos hacer ciertos cambios en mi sitio web. Los chicos de Duplikame recomendaron mudar el site a Drupal, una plataforma estilo blog mucho más fácil de manejar que me permitiría modificar y actualizar el contenido de la pagina cuando quisiera. Además serviría para generar mayor interacción con mis clientes permitiéndoles dejar comentarios, seguirme en facebook y twitter y ver las fotos de sus eventos rápidamente en mi galería de imágenes. El cambio a Drupal mejoró notablemente el rendimiento de mi sitio y me habilita a administrar el contenido de la forma que creo conveniente sin necesidad de consultar diariamente a un diseñador web.  

Estos dos últimos años, gracias a la publicidad y el marketing 2.0 en Google Adwords y al asesoramiento del equipo de Duplika, ha aumentado exponencialmente el número de shows que realizo mensualmente. Considero que todavía es posible seguir creciendo y realizar mejoras para maximizar aún más los resultados. Las posibilidades que brindan redes sociales como Twitter y Facebook son innumerables. Los clientes y posibilidades estan ahí afuera y ya no es necesario salir a repartir curriculums o volantear en las esquinas para atraerlos. La Web permite acceder a un target masivo y a la vez específico de una forma sumamente económica donde la inversión es mínima comparada con las ganacias.

Me he convertido en un recomendador ferviente de los anuncios por medio de buscadores como Google y espero que muchos tengan la suerte de tener éxito con esto.

Es difícil imaginar hasta donde podemos llegar en el futuro si seguimos a este ritmo. Eso es lo mágico que tiene el mundo de Internet.